12. LA ESPIRITUALIDAD. PRIMERA PARTE.

INTRODUCCIÓN.

En trabajos anteriores he hablado de la espiritualidad como algo también intangible pero, que sin embargo agrega valor a la producción y al servicio. Sin espiritualidad a la gente le cuesta trabajo moverse, no tiene las pilas puestas, no se pone la camiseta para echar para adelante la organización.

Si usted tiene alguna duda al respecto, lo llamo a recapitular en su vida y comprobar cuando usted ha acometido algo que le resulta interesante, importante o necesario. ¿Qué ha primado en usted para alcanzar eso interesante, importante o necesario? Estoy seguro que su espíritu o lo que es lo mismo, su espiritualidad; que le da coraje, fuerza e impulso para acometer aquello que busca.

Cuando un hombre y una mujer buscan el acercamiento no acuden tanto a lo material como a lo espiritual. Comienzan hablando y tratando de comprenderse uno al otro, viendo si sus sentimientos y su espíritu se comunican y son compatible. Si alguno resulta vulgar rompe la espiritualidad del otro.

Retomando esos pensamientos viejos, recuerdo que en un momento en este país para comprar un televisor nuevo no se podía tener uno viejo, aunque no sirviera. Sin embargo, mi hijo todos los días me decía que quería ver los muñe. Un día mi madre me llama al trabajo y me dice que oyó la noticia de que ya vendían televisores entregando el viejo. Salí de la oficina que corría, llegué a la casa en un primer piso, agarré el televisor viejo, aún no sé cómo, sus dimensiones y su tamaño no se correspondían con mi constitución física pero, saqué una fuerza que bajé el televisor y regresé a mi casa con uno nuevo para mi hijo. ¿De dónde saqué toda esa fuerza, ese impulso? Del espíritu, del alma, porque mi hijo lo quería y la alegría que le produjo daba ese algo extra que es intangible pero, que agrega un tremendo valor a los acontecimientos.

Pero, ese espíritu, esa fuerza, ese coraje, son necesarios también en las organizaciones y eso hay que sembrarlo para acometer las tareas que le agregan valor al producto o servicio y a la organización en su conjunto. No pensemos que la espiritualidad es algo asociado a las religiones es algo arraigado al ser humano, es también lo que llamamos alma; por eso cuerpo y alma marchan unidas, una no puede estar separada de la otra.

Es obvio que, con estas ideas el objetivo del presente trabajo está asociado a “analizar la espiritualidad como fuente de valor en las organizaciones.

DESARROLLO.

Con estos criterios despejemos cuál es el significado de la categoría espiritualidad. ¿Qué entendemos por espiritualidad? Antes de hablar de la espiritualidad es necesario tener alguna noción de los que es el espíritu y se puede decir que es la parte inmaterial, no corpórea del ser, al que se le atribuye la capacidad de pensar y sentir. También es considerado como el alma y aquí es donde radican las emociones y los sentimientos. Es una abstracción que le da vida al cuerpo.

Según esta ruta la espiritualidad es la condición de lo espiritual y lo que nos ayuda a combatir las insatisfacciones que tenemos y a encontrarle el sentido a la vida al llenar nuestro mundo interior y permitir construir nuestra felicidad.

Es importante destacar que la espiritualidad es también aceptar el mundo tal y como es, es disfrutarlo y agradecer lo que se tiene. Pero, es algo más, es encontrar la valía para hacer del mundo un mejor lugar, es tener el coraje y la actitud de hacer las cosas mejores, es transformar, es cambiar, Son ejemplos propios de la espiritualidad la armonía, la fe, la esperanza, el amor, la gracia, la satisfacción y el coraje.

Para el desarrollo de la espiritualidad hay que tener en mente la esperanza, el significado de lo que uno hace y el sentido de la vida, el sentido de la serenidad, saber disculparse y disculpar a otros, así como ser feliz y hacer feliz a los demás.

Como siempre digo, los conceptos tienen un bonito significado pero, del dicho al hecho hay mucho trecho. Tener espiritualidad implica tener disposición a lo que se quiere hacer o a lo que hay que hacer, es tener un espíritu, tener un ángel que le da sentido a la vida y a cómo queremos vivir esa vida. Hay unas palabras de Carlos Marx que son muy rememoradas por las personas que parafraseándolas son algo así como “que nadie vive como piensa, sino que piensa como vive” y en este pensamiento está la espiritualidad de cada persona. 

Sin una espiritualidad propia u organizacional no garantizamos lo que hay que hacer. Somos lentos, no vemos la dirección, estamos confusos y nos quedamos de brazos cruzados esperando que alguien diga algo. Sin una espiritualidad estamos en el limbo, estamos desconectados de la realidad, estamos en los límites de caer en la bobocracia, desconectados de lo que pasa alrededor.

Tener espiritualidad nos conecta con la realidad y forma parte de ella, nos integramos para ser útiles, para demostrar nuestra valía, para estar presente en los acontecimientos en pleno desarrollo. Es ser responsables de nuestros propios comportamientos.

Para seguir con el mismo estilo de escritura, siempre considero necesario plantear previamente algunas situaciones reales.

Primera situación.

Hace justo ahora 10 años llegué al CETED y a la entrada estaba una muchacha esperando la directora. Me puse a hablar con ella y resulta había terminado su período de práctica profesional. Me confesó no aprendió mucho y estaba con espíritu para trabajar, aprender y hacer cosas en el marco de la ciencia. Por su perfil profesional le di dos mis libros para que los estudiara. Por suerte, cuando terminó de reunirse con la Directora la pusieron a trabajar conmigo. Le dije entonces que tenía que aprenderse de memoria esos libros porque en eso íbamos a trabajar y empezaríamos por las clases sobre la materia.

El espíritu de esa joven era fuerte, tenía mucho entusiasmo y empezó a prepararse. La llevé a mis clases para acompañarme y que en algún momento ella diera una clase práctica. Fue brillante, le di conferencias y al final terminó dando el curso ella. Sus conocimientos eran sólidos, su pedagogía era buena, a pesar de estar recién graduada. Tenía espíritu para el trabajo y para lo que tenía que hacer.

Ese espíritu la llevó a hacer dos Maestrías, su Trabajo de Diploma lo convirtió en libro y lo publicó, hicimos otro libro junto a un profesor mexicano. Elaboró ponencias a eventos, artículos, tutoró Trabajos de Diplomas, Tesis de Maestría. Compartimos en varias oportunidades escenarios en México. Finalmente, hizo y defendió con felicitaciones su tesis doctoral.

Ejemplo de una mujer con mucho espíritu, que todavía hoy se abre nuevos caminos y sigue con la misma espiritualidad creándose un futuro mejor y más profesional. Siempre la admiraré.

Contrariamente, en el mismo momento llegó otra recién graduada pero, su espíritu era diferente. Su espíritu a mi entender era un poco narcisista y no venía dispuesta a aprender, no venía dispuesta a ser. Cometía el mismo error metodológico que se suele cometer, primero quería tener para llegar a ser. El querer tener la sacó del juego y no sé de sus pasos actuales pero, dejó mucho que desear.

Segunda situación.

Iba a poner como segunda situación la de una muchacha que por su falta de espiritualidad conspira contra el trabajo de otro, que a su vez afecta a terceros pero, voy a desecharlo para que nadie se sienta herido.

Tomemos como ejemplo un amigo que es campesino en España y tiene varias hectáreas de tierra sembradas de uvas de alta calidad que comercializa a una famosa fábrica de vinos espumosos y de otros tipos. Su entusiasmo y su disposición por el trabajo que hace es asombroso y trabaja en esto todo un año.

Justo de agosto a octubre él tiene que hacer lo que se llama la vendimia (cosecha de la uva, en el hemisferio sur es de febrero a abril) y para eso contrata determinados jornaleros, que suelen ser emigrantes. Como es de esperar estos jornaleros no tienen el espíritu de trabajo que él necesita, son temporales y sin embargo la cosecha de la uva tiene ciertas particularidades desde el punto de vista de cuidado. Que, además, si llueve afecta el terreno y es cuando menos quieren trabajar las personas.

¿Cómo resolver esto? Para esto mi amigo no tiene solución o si la tiene no la sabe instrumentar pero, es difícil encontrar esa espiritualidad en emigrantes, que aún no están acostumbrados a la cultura del país. El único espíritu es obtener una paga, que pudiera ser más alta, pero eso le afecta los costos.

Los precios para la fábrica de vinos son inamovibles hace 20 años, según la calidad de la uva. Se hacen contratos previos por una calidad de uva y una cantidad determinada, ni más ni menos, y por unos precios constante, sabiendo la calidad de uva que tiene la tierra de quien la cultiva. Como siempre el gran beneficio no está en campesino, sino que se lo lleva la industria.

Tercera situación.

La tercera situación la voy a tomar de una franquicia televisiva que existe con el nombre de One Chicago y tiene internamente tres seriales diferentes Chicago Fire, bomberos; Chicago Med, médicos y Chicago PD, policías.

Esta franquicia es un ejemplo por el espíritu que tiene y la espiritualidad que garantiza a los ojos de televidente. Las tres series trabajan tres temas o aventuras diferentes y sin embargo con una línea de acción común, salvar o ayudar a la comunidad.

En cualquiera de las series se observa la espiritualidad de los protagonistas, todos trabajan con entusiasmo, son conscientes de la actividad que desempeñan, la realizan con humanismo e interés, trabajan en equipo.

Si usted quiere ejemplos de espiritualidad vea cualquiera de los capítulos de cualquiera de las series, el hilo conductor es coherente y consistente. Cada personaje tiene su personalidad bien definida y con ella su espiritualidad, que manifiesta lo mismo en la acción de un fuego, en la cura de un paciente, que en la captura de un mafioso. Es tan coherente la franquicia en su conjunto, que los guionistas han sido capaces de hacer capítulos donde participan las tres unidades unidas.

No voy a hablar más de estas series porque, más adelante, junto con mi amigo Lázaro Blanco Encinosa vamos hacer un artículo al respecto para que saquemos nuestras propias conclusiones.

Continuará …..

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s